28 de marzo de 2012

La alegría del vino

Rezaré con devoción a los santos más descreídos para que el señor Quintero siga siendo tan loco, y no abandone su querida colina. Echo de menos este programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario